Las Infraestructuras Verdes Urbanas

Posted by on may 19, 2016 in Noticias, Reportajes | 0 comments

Las Infraestructuras Verdes Urbanas

Estamos realizando un proyecto sobre la creación de una Estructura Verde Urbana en la ciudad de Almería. Para ello hemos analizado ejemplo de diferentes ciudades en el mundo y nos ha sorprendido gratamente las iniciativas de algunas de ellas.

La Red Verde y Azul de Bruselas

El proyecto Red Verde pretende mejorar la distribución espacial de los espacios naturales y proteger y desarrollar las continuidades entre ellos para conformar una red de espacios verdes conectados y funcionales tanto desde el punto de vista ecológico como social.

El proyecto de Red Azul persigue asegurar las continuidades de la red hidrológica en superficie y la calidad del agua en ríos, lagos y humedales. Se pretende recuperar el patrimonio hidrológico en la ciudad y su función hidrológica, social y ecológica. Para ello se han realizado un gran número de actuaciones dirigidas a la restauración de humedales, a la creación de paseos en el entorno de ríos, a la gestión ecológica activa de estanques y lagos, etc.

En la práctica, muchas de las conexiones verdes y azules ya existen; entre ellas, avenidas arboladas, corredores de ferrocarril, riberas…; otras están siendo gradualmente recuperadas. El proyecto Red Verde contempla la transformación de espacios vacíos en áreas verdes, sobre todos en las zonas urbanas más deficitarias, y establece que los nuevos proyectos urbanos tanto en espacio público como privado, deberán incorporar medidas de naturalización como plantación de arbolado junto a las vías de tráfico, creación de nuevos espacios verdes y jardines, reverdecimiento de cubiertas y fachadas, etc. El objetivo es asegurar que cada habitante disponga de espacios verdes cercanos a los lugares donde vive o trabaja que respondan a su demanda de relajación, disfrute de la naturaleza, ocio, áreas de juego, áreas de paseo, etc.

Para mayor información ver: www.ibgebim.be

 

La Red Verde de Hamburgo

Hamburgo cuenta desde 2004 con un Plan de Paisaje que define las bases de una Red Verde compuesta por dos Anillos, y conocida con el nombre de “GrünesNetzHamburg”. El primer Anillo se sitúa en los límites de la ciudad histórica, convertidos en parques y corredores verdes. Como el corazón de este gran sistema, conecta a su vez el lago central con el segundo Anillo a través de ejes radiales de relación ciudad-campo. El segundo Anillo, con un perímetro de 90 kilómetros, está formado por parques, bosques, cultivos y espacios públicos de elevada calidad ecológica y paisajística, y actúa como buffer entre la ciudad consolidada y las nuevas expansiones urbanas.

Para mayor información ver: www.hamburg.de/gruenesnetz/

hamburgo
East London Green Grid & All London Green Grid

El enfoque de Malla Verde de Londres (All London) ofrece un marco estratégico para la creación, mantenimiento, mejora y gestión de una Infraestructura Verde de alta calidad. La Malla Verde comprenderá una red de espacios verdes de calidad, multifuncionales e interconectados entre sí y con los núcleos de población, los nodos de transporte públicos, el campo, la periferia, el Thames y las principales áreas residenciales y de actividad. El objetivo de la iniciativa es hacer de la capital una ciudad más atractiva, sostenible y próspera gracias a los servicios y beneficios sociales, ambientales e incluso económicos que reporta; entre ellos, la adaptación al cambio climático, la disminución de riesgos ambientales, la mejora de la calidad ambiental de la urbe o la promoción del paseo y la bicicleta.

La Malla Verde del Este de Londres se desarrolla a través de seis marcos de actuación, de acuerdo con las divisiones administrativas y naturales, cada una de las cuales coordina la implementación de una serie de proyectos que prestan especial atención a la regeneración natural y a la adaptación al cambio climático.

Para mayor información ver: http://goo.gl/NPvWpL

london
Chicago Wilderness – Green Infrastructure Vision: “From rooftop to region”

El mosaico de áreas naturales de la región de Chicago -incluidos bosques, praderas, zonas húmedas, lagos y ríos- componen la “infraestructura verde” y contribuyen a purificar el aire y el agua, a regular las inundaciones y a generar oportunidades para el ocio y el conocimiento del medio natural. La visión de futuro para la Infraestructura Verde de Chicago identifica y reserva una superficie de 1,8 millones de acres de áreas para la restauración y de protección, lo que representa aproximadamente un tercio de la superficie total de la región. No se trata solo de una estrategia de adquisición de Estructura Verde Urbana, sino que representa también una llamada de atención para reflexionar sobre las ventajas y beneficios ambientales, sociales y económicos que supone vivir en y entre áreas naturales.

Para mayor información ver: http://www.chicagowilderness.org/GIV.php

chicago
Berlin – Biotope Area Factor

Berlín ha desarrollado una estrategia para reducir los impactos ambientales derivados de la urbanización (sellado de suelos, descenso en la recarga de acuíferos como consecuencia de la rápida evacuación de las aguas de escorrentía a los sistemas de saneamiento, pérdida de humedad, exceso de calor y reducción de hábitats de fauna y flora). El denominado Biotope Area Factor (BAF) es un sistema que trata de compensar los déficits e impactos asociados al desarrollo urbano y que se enmarca y apoya en el enfoque estratégico existente en la ciudad de mantenimiento y mejora de la Infraestructura Verde de Berlín. El BAF establece una regulación por la que todos los proyectos de edificación deben destinar una determinada proporción del área o parcela edificada o urbanizada a superficie “ecológicamente efectiva”, bien por albergar vegetación o bien por desarrollar otras funciones ecosistémicas. De esta forma, permite concretar y estandarizar los objetivos ambientales de mejora de calidad del aire, mantenimiento de la productividad del suelo, mejora y creación de hábitats de flora y fauna, o mejora del entorno residencial.

Se aplica sobre desarrollos urbanos residenciales, comerciales e infraestructurales, y se expresa como la proporción de superficie ecológicamente efectiva sobre el total del área de actuación. Así toda intervención, bien sea de nueva planta o de rehabilitación, debe alcanzar una proporción de superficie ecológicamente efectiva. Para obtener el valor previsto se combinan diversas tipologías de superficies o elementos ecológicos, con distintos valores en función de su incidencia en la evapotranspiración,  permeabilidad, posibilidad de almacenar agua de lluvia, su funcionalidad como hábitat de flora y fauna, etc.

Para mayor información ver: http://goo.gl/LSwGpz

 

Portland, Grey to Green Infrastructure

La ciudad de Portland inició su iniciativa “Grey to Green” en 2008 utilizando técnicas “verdes” que simulan los sistemas naturales para gestionar el agua de tormentas, proteger y restaurar los ecosistemas acuáticos y mejorar la situación de las cuencas hidrográficas. También se han puesto en marcha otras prácticas que además reducen el consumo energético, mejoran la calidad del aire, la habitabilidad y la salud. La inversión en Infraestructura Verde está mejorando la calidad de los barrios, ríos y arroyos y está contribuyendo a la adaptación al cambio climático.

Para mayor información ver: http://goo.gl/Giuemp

portland

El Anillo Verde de Ontario

El Anillo Verde de Ontario es uno de los más recientes y más grandes del mundo. Lanzado en 2005 con el objeto de preservar los suelos de mayor calidad agrícola de Canadá, incluye también los más valiosos recursos naturales de la región y sus paisajes más significativos. El Anillo Verde alberga un gran número de comunidades rurales comprometidas con diversas actividades económicas vinculadas al medio.

Esta figura de protección legal constituye una de las estrategias prioritarias del gobierno para controlar el crecimiento de la extensa área metropolitana de Toronto, y regular la fuerte presión de urbanización existente. Con ello se pretende fomentar una economía verde sostenible basada en la protección del medio ambiente, en la producción local y en la creación de comunidades prósperas. En la actualidad existen nuevas propuestas de expansión del Anillo Verde realizadas a demanda de
los propios productores locales. Las áreas urbanas desarrollan a su vez planes de conexión del Anillo con el Lago Ontario a modo de corredores radiales que favorecen la restauración ecológica de la importante red hidrológica y generan excelentes oportunidades de renovación urbana con criterios ambientales.

Para mayor información ver: http://www.greenbelt.ca/

http://www.mah.gov.on.ca/Page187.aspx

ontario

Los Anillos Verdes de Colonia

La ciudad de Colonia cuenta con dos anillos verdes: uno urbano integrado en la ciudad, y otro periférico. Existe una estrategia para conectar estos anillos con los grandes sistemas naturales de ámbito regional, creando una red funcional de sistemas verdes. Esta estrategia se ha elaborado a través del programa Regional 2010 y se encuentra en desarrollo en la actualidad.

Para mayor información ver: www.regio-gruen.de
www.regionale2010.de
www.koelner-gruen.de

 

El Anillo Verde de Ottawa

El Plan de 1950 de Jacques Gréber para O+awa lanza por primera vez la propuesta de un Anillo Verde como símbolo de la Capital de Canadá. Desde entonces la National Capital Commission ha sido la encargada de la adquisición de terrenos con fondos nacionales para preservar las grandes reservas ecológicas del entorno de la ciudad, así como para controlar su crecimiento urbano. Esta valiente apuesta por la gestión pública se ha mantenido a lo largo de los años no sin fuertes presiones. Tras la redacción del Greenbelt Master Plan en 1996, se ha iniciado un proceso de revisión que permita consolidar esta figura de protección, incluyendo pautas de uso y gestión para los próximos 50 años.

Para mayor información ver: http://goo.gl/4mKfxa

ottawa
Plan de Infraestructura Verde de Estocolmo

El Plan vigente de la ciudad de Estocolmo hace una fuerte apuesta por afianzar una estructura verde urbana integrada tanto en las áreas consolidadas como en las nuevas expansiones. La ubicación de estas últimas ha sido cuidadosamente estudiada para reutilizar áreas industriales abandonadas en la periferia. Fruto de importantes esfuerzos de restauración, los nuevos barrios han sido diseñados incorporando criterios de eficiencia energética, biocapacidad, biodiversidad y resiliencia.

La estructura verde de Estocolmo nace del corazón de la ciudad, designado como Parque Nacional Urbano, y se extiende hasta la escala regional a través de una red de corredores verdes que integran valores ecológicos, patrimoniales, paisajísticos y ambientales. Esta estrategia se combina con otras más urbanas como la identificación de áreas de biotopo y sociotopo, con el fin de conectar a la población con la naturaleza.

Para mayor información ver: http://www.tmr.sll.se/

 

Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz (Espana)

El anillo verde de Vitoria-Gasteiz representa una de las actuaciones más emblemáticas en términos de planificación. Se trata de un proyecto que comienza en la década de los 90′s con la finalidad de mejorar la periferia de la ciudad a partir de la creación de una red de espacios periurbanos. La estrategia se valió del marco de ordenación establecido por el Pan General de Ordenación Urbana de 1986, en donde ya se prevenía la ampliación de los espacios verdes en la periferia. El anillo verde de Vitoria-Gasteiz posee una gran diversidad de ambientes que atesoran en conjunto una notable riqueza naturalística. Bosques, ríos, humedales, praderas, campos de cultivos, sotos y
setos son una muestra de los variados ecosistemas que coexisten en la periferia urbana, algunos de ellos internacionalmente reconocidos por su elevado valor ambiental, como es el caso de los humedales recuperados de Salburua o el ecosistema fluvial del río Zadorra. Desde el punto de vista social y de uso público, el Anillo Verde ofrece excelentes posibilidades para el paseo, el ocio y el disfrute en contacto con la naturaleza y es un espacio ideal para la realización de actividades e iniciativas educativas y de sensibilización ambiental.

Situados a escasa distancia de Vitoria-Gasteiz, desde el centro de la ciudad se puede acceder fácilmente a los parques del Anillo a pie o en bicicleta a través de sendas urbanas recientemente habilitadas. Fue seleccionada por la ONU entre las 100 mejores actuaciones mundiales en el III Concurso Internacional de “Buenas Prácticas para la mejora de las condiciones de vida de las ciudades”, celebrado en Dubái en el año 2000. Cuenta actualmente con 5 parques ya consolidados: Armentia,Olarizu, Salburua, Zabalgana y Zadorra

Para mayor información ver: http://goo.gl/hRfQqe

vitoria
Curitiba, Capital del Estado de Paraná, Brasil

También conocida como “la capital ecológica”, Curitiba es considerada como una de las ciudades más sustentables de Latinoamérica. Se distingue por grandes plazas, calles floridas y amplios espacios verdes, concentrados especialmente en la zona céntrica. En la página de la municipalidad de Curitiba, la ciudad se presenta a sí misma como “un escenario donde la gente, el medio ambiente y el espacio urbano conviven de una forma organizada y donde el propio funcionamiento de la ciudad se transformó en una atracción turística”. En un área de 434,967 km² y con más de 1.800.000 habitantes, esta ciudad continental de clima subtropical (con temperaturas medias de invierno 13º C y 21º C en verano) se ubica en el sur del país, a 850 km de Río de Janeiro y a 400 de San Pablo.

Progresivamente, y desde hace más de cuarenta años, Curitiba comenzó el cambio hacia la sustentabilidad –cuando aún este no era un tema “de moda”–. En 1970 se decidió estratégicamente transformar los terrenos baldíos urbanos en áreas de “reserva de mercado” ecológica. Hoy en dichos sitios existen parques y bosques que colaboran con la preservación, la recreación y la contención de inundaciones de Curitiba, y que además permiten tener una proporción de 51 m² de superficies verdes por habitante cuando el valor óptimo estimado por la Organización Mundial de la Salud es solamente de 15 m²).
La capital del Estado de Paraná fue también pionera en la separación de basura. En 1989 se creó el programa “Lixo que não é Lixo” (“Basura que no es Basura”) por medio del cual se concientizó sobre la separación de los residuos domésticos de los reciclables. Hoy en día, Curitiba recicla el 22% de sus residuos. Esta práctica es también  acompañada de diversos programas de educación ambiental como Olho d´Agua, un programa donde los estudiantes de escuelas públicas pueden monitorear –junto a técnicos municipales– el agua de las principales cuencas hidrográficas de la ciudad. Una de las claves en el buen funcionamiento de la ciudad es el sistema de transporte, establecido por el Plan Director de Curitiba de 1971, como primer paso para su reordenamiento. Se basa en una traza de ejes principales Norte-Sur y Este-Oeste, por los que circulan en carriles exclusivos (con semáforos sincronizados y paradas-tubo con ventas de pasajes anticipados) ómnibus expresos, articulados y bi-articulados. Existen además otras líneas como la “Circular-Centro” (que cubre el centro de la ciudad) y las líneas Interbarrios, que abastecen los puntos colaterales del territorio a partir de recorridos en círculos concéntricos. Todas estas líneas se enlazan por el “Alimentador” y se complementan con el convencional bus amarillo (existente ya en 1970) para distancias cortas. Lo más sorprendente de la elección y la implementación del sistema es, que en costos de inversión, es 10 veces menor que un sistema de tranvías y 100 veces menor que un subterráneo: una elección económicamente viable, rápida e inteligente. Hoy, 32 de cada 100 curitibanos utilizan transporte público de la Red Integrada de Transporte (RIT) todos los días.

“Curitiba es en buena medida producto de un intendente, el conspicuo arquitecto y urbanista Jaime Lerner, quien hizo de esta ciudad la Capital Ecológica del Brasil y un sistema modelo citado en libros y revistas de urbanismo de todo el mundo”– explica la historiadora Alicia Haber en el sitio del periódico uruguayo El País. Y añade que además fue una gestión continuada en el tiempo. Posee además un polo industrial importante que es consecuente con la política de la ciudad. Utiliza tecnologías limpias de producción, no generan residuos tóxicos y fue planificada en 1973 lejos de las zonas residenciales, con el mismo objetivo de evitar la contaminación directa y favorecer a la
población y las áreas verdes.

Esta ciudad fue también precursora respecto de la concientización activa y la capacitación de sus habitantes. Se fundó allí la Unilivre (Universidad Libre del Medio Ambiente): “una entidad cuyo objeto es generar un espíritu global de defensa ambiental y que es en realidad, otro parque más. La Universidad, en efecto, está situada en un hermoso predio y tiene una estructura de madera construida sobre una rampa de espiral donde se dictan cursillos sobre preservación ecológica”.

Para mayor información ver: http://goo.gl/iXq3FF
Video sobre Planeamiento urbano y áreas verdes de Curitiba: http://goo.gl/kSfHy6

Curitiba

Bogotá, Colombia

Presenta una política importante en el cuidado de los espacios verdes a partir de programas que incluyen la recuperación, manutención y protección de estos sectores. Además, entre sus iniciativas favorables al medioambiente en relación con la arquitectura se encuentra la implementación de una normativa, a fines de 2009, sobre la construcción de terrazas que incluyan espacios verdes. De acuerdo con Martignoni (2004) como resultado de la super población que Bogotá experimento durante los últimos 30 años, pasando de 1.000.000 de habitantes a 7.000.000, la ciudad se convirtió en una de las más caóticas e inseguras de Latino América. Un exhaustivo Estudio Ambiental realizado entre 1993 y 1996 puso de manifiesto los problemas de la ciudad y la necesidad de acciones políticas fuertes, llevadas a cabo en conjunto con las autoridades distritales y la participación de la comunidad.

Entre otras cosas, este estudio demostró como los procesos de crecimiento urbano no planificado y localización de asentamientos urbanos y semi-urbanos en áreas ambientalmente vulnerables, originaron enorme presión en los recursos naturales de la ciudad, y por consiguiente generaron una creciente degradación de las condiciones de vida de la misma. Pero la consecuencia negativa más relevante fue la pérdida de paisajes significativos dentro y alrededor de la ciudad, así como de los recursos hídricos que históricamente habían sido importantes referencias físicas e históricas de la misma.

La estructura física de Bogotá está conformada por una cadena montañosa en el este, los Cerros Orientales, y en el oeste por el Río Bogotá, en el cual desaguan varios ríos secundarios y arroyos que bajan de aquellas montañas. Este sistema de cuerpos de agua y humedales fue durante la época de la colonización la fuente de no solo el agua de consumo, sino de actividades económicas básicas y principalmente de la existencia de hábitats naturales de flora y fauna local. Este sistema hidrológico recolectaba el agua de lluvia completando un ciclo natural que evitó durante años las inundaciones en la ciudad, pero cuando en el siglo XIX los asentamientos urbanos comenzaron a crecer sin sistemas de desagües planificados, los cuerpos de agua se convirtieron en depósitos de basura y sirvieron como sistemas de cloacas naturales. Para aliviar esta situación se construyeron acueductos, desagües y plantas de tratamiento, pero la constante expansión urbana acompañada de la expansión vial origino además la fragmentación de
humedales y sistemas hidrológicos en general. Con el tiempo, los cuatro ríos principales se canalizaron bajo tierra borrándolos de la mirada de los bogotanos, y al momento de los estudios ambientales realizados en los 90, solo un 20% del Río Bogotá, que aun corría en gran parte a cielo abierto, fue catalogado como no contaminado. El POT busca devolver a la ciudad su sistema verde natural y su significado cultural, y reconectarla con la bio-región circundante. Para esto se demarco un área denominada Estructura Ecológica Primaria de Bogotá que comprenden las principales áreas y corredores naturales que conectan a la ciudad con la región, y que sirve como base para la aplicación de los nuevos proyectos.

Diana Wiesner, Arquitecta Paisajista colombiana, estuvo a cargo de la dirección de tres Planes Maestros que trabajan en la mencionada reconexión:
1.Restauración de humedales urbanos y bordes del Río Bogotá
2.Plan de Manejo de las Cerros Orientales y su reconexión con el sistema de espacios verdes de la ciudad
3.Revitalización del sistema de parques y reforestación

Los procesos de análisis y planificación para estos proyectos fueron llevados a cabo por grupos interdisciplinarios de arquitectos, ingenieros y arquitectos paisajistas, bajo la dirección administrativa del alcalde Enrique Peñalosa, quien cumplió su mandato en el 2002. Peñalosa gano prestigio internacional por la serie de proyectos innovadores y prontamente aplicados en la ciudad de Bogotá, actuando como Visiting Scholar en la Universidad de Nueva York hasta este año cuando volvió a Colombia para seguir con su carrera política. En los tres planes mencionados el agua aparece como el elemento unificador e identificatorio, enfatizando simbólicamente su importancia histórica y cultural en Bogotá. El plan para el río Bogotá, el cual apunta a la recreación de sus características naturales y flora nativa, será parte de la restauración del sistema hidrológico conformado también por humedales. Aun cuando el Río aun esta en fases de análisis, varios humedales urbanos ya han sido restaurados. En algunos casos el proceso de restauración ha sido bastante controversial ya que los ciudadanos prefieren una imagen natural, resultando poco exitosos determinados ejemplos que utilizaron
canalizaciones en hormigón o materiales duros.

Para mayor información ver: http://goo.gl/KGBkOa

 

Mendoza, Argentina

Una de las cualidades ambientales características de la ciudad de Mendoza es resultado de la asociación entre un sistema de riego elemental, cuyo origen se remonta a las primeras huertas precolombinas, y la arborización urbana. En un contexto climático más bien árido, la aparición del arbolado en las calles fue decisiva en la apropiación del espacio público: una nueva condición de la ciudad que también tuvo repercusiones en el comportamiento social de sus habitantes.

Para mayor información ver: http://goo.gl/YOhFjr

mendoza

FUENTE: De La Fuente, G. Paisaje Urbano. Fondo Verde

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>